Familias que lo deséen pueden solicitar participar en el programa.

La concejala de Bienestar Social, Catalina García, anunció la semana pasada que permanece abierto el plazo para que las familias que lo deseen soliciten participar en el programa “Vacaciones en Paz”. Maite Martínez y Manuel Romero, delegados en la comarca de la asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps), que impulsa esta iniciativa, acompañaron a García y coincidieron en hacer un llamamiento a la participación para que familias de la ciudad se inscriban y acojan en sus casas este verano a menores procedentes de los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia.

García explicó que al estar abierto el programa, las familias que lo deseen pueden dirigirse al primer piso del Ayuntamiento para solicitar información sobre el mismo y donde también los pondrán en contacto con el personal de Solidariedade Galega co Pobo Saharaui. También pueden hacerlo llamando al número de teléfono 986 262 637, o a través del correo electrónico: info@sogaps.org. “Dos meses de acogida, dos meses de alegría”, es el lema de este programa, que tiene entre sus objetivos, alejar a los niños y niñas de las elevadas temperaturas que se alcanzan en las zonas de los campamentos de refugiados durante los meses de verano, concretamente en julio y agosto,  donde se pueden llegar a registrar más de 50 grados de temperatura. Asimismo, una vez en la comarca con sus familias de acogida, los menores reciben atención sanitaria y se someten la una revisión médica.

Los representantes en la comarca de  Sogaps agradecieron la colaboración prestada desde el Ayuntamiento para, un año más, colaborar con la entidad para que pueda mantener este programa. Por su parte, García destacó la labor que desarrolla la asociación para traer a los menores y agradeció “la colaboración de las familias que se implican en este programa y colaboran trayendo la esos niños y niñas que viven en los campamentos de refugiados de Tinduf en condiciones muy precarias, ofreciéndoles durante los meses que pasan aquí una mejor calidad de vida  alonxados de temperaturas muy elevadas y una oportunidad de recibir atención sanitaria y disfrutar de una nueva experiencia de vida en ocasiones por vez primera”.