Acto oficial programado con el motivo del 8-M. Día Internacional de la Muller.

El Ayuntamiento acogió el jueves pasado un acto oficial programado con motivo del 8- M, Día Internacional de la Mujer, el homenaje a la Mujer del Año 2020 de Narón. Esta distinción, aprobada por unanimidad en el pleno celebrado la pasada semana, recayó en Julia Rodríguez Márquez, una leridana procedente de una familia ourensana que estudió Magisterio y comenzó a ejercer su profesión en Narón en el año 1980. La alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro, presidió el acto, en el que estuvo acompañada por la edil de Igualdad, Mar Gómez, portavoces de los grupos municipales y ediles de la corporación local y familiares y amistades de la homenajeada.

Marián Ferreiro fue la encargada de realizar un repaso por la vida de Julia Rodríguez, que trabajó en la escuela de  Domirón hasta su jubilación y vivió en primera persona las tareas de coordinación con la escuela de la Faísca para organizar actividades conjuntas -fiestas, excursiones…-. La homenajeada fue una de las personas que participó activamente en la constitución del Colegio Rural Agrupado de Narón (CRA), en el que fue toda una apuesta por mantener activas las escuelas rurales del término municipal naronés.

Su implicación con la ciudad fue más allá y, tal y como recordó la alcaldesa, Julia Rodríguez también impartió cómo voluntaria clases de español a personas inmigrantes en la parroquia de San Xosé Obreiro (Alto do Castiñeiro). Mantuvo durante ese período un vínculo especial con el alumnado, contribuyendo a su plena integración en la sociedad y también en su vida, acudiendo con ellos al cine, excursiones, ayudándolos a realizar trámites administrativos… Asimismo, la homenajeada “se implicó en los movimientos feministas organizados en la comarca, trabajando en equipo y contagiando su alegría y entusiasmo, lo que hizo que guardemos un muy buen recuerdo de su labor profesional y de su implicación personal en las diferentes causas”, indicó Ferreiro. 

Tras la sorpresa inicial y muy emocionada, la homenajeada recibió de manos de la alcaldesa una réplica de la escultura “Anduriña” (cuyo original se puede ver en la Plaza de A Gándara), del escultor luso Manuel Patinha – Hijo Adoptivo de Narón desde el año 2016 - en recuerdo de este nombramiento. Además, llevó una copia del acta en la que se recoge el nombramiento, un ramo de flores y entradas para la Cena de la Mujer organizada con motivo del 8- M que tendrá lugar el viernes 27 de marzo, a las 21.30 horas, en el restaurante Casa Becerra. Esta cena es abierta a la asistencia de las mujeres que lo deseen, que tienen que comprar los  tickets previamente en el propio restaurante.

El público asistente aplaudió a Julia Rodríguez, que aseguró que “venía a una reunión y esto es un  sorpresón”. La homenajeada reconoció estar “muy emocionada” y, entre lágrimas y los aplausos de los asistentes, agradeció este acto. “Reconocéis mi trabajo y en realidad para mí fue una  pasión e ilusión y traté de disfrutarlo siempre, siendo a veces una aventura, como el tema del CRA que comentabas, por  donde pasaron los padres, los hijos y ahora los nietos”, aseguró. Rodríguez tuvo también palabras de agradecimiento para suya familia y sus compañeras y amigas. “Los hombres y las mujeres con las que traté formaron parte de una sociedad más igualitaria y ahora, hablando de educación, me parece un  pilar para que progresemos y me acuerdo mucho de mi madre, que fue mi maestra de vida, de Juan, de mis hijos que son también maestros, de mis amigas y de todas las mujeres que trabajan día a día para que la sociedad sea diferente y buena”, recalcó. Finalmente aludió a su orgullo de “ser mujer, feliz, trabajadora, maestra y, por supuesto, naronesa”.