Mujeres de Narón presenta hoy a Rosa Anllo, directora de laboratorio.

Desde Mujeres de Narón os vamos a ir presentando a diferentes mujeres de este ayuntamiento, como tú y como yo, que tienen cosas que contar sobre su vida, profesional y personal, sobre la igualdad en el trabajo, la conciliación...

Hoy estuvimos hablando con Rosa Anllo, directora de laboratorio de una planta de reciclaje de aceites.

Igualdad: Cuéntanos un poco quién es Rosa Anllo.

Rosa Anllo: Nací en Ribadeo, en A Mariña de Lugo. Tengo cuarenta años recién cumplidos. Cuando terminé el Instituto me fuí para Santiago a estudiar Químicas. Luego, comenzaba por aquel entonces a funcionar el programa de intercambio de estudiantes "Erasmus". Me apunté para ir a hacer el último curso fuera, pensando que no me iba a tocar, y me tocó. Así el quinto curso lo hice en Glasgow (Escocia): fue una de las mejores experiencias de mi vida. Cuando acabé la carrera decidí quedarme a hacer la tesina en el Departamento de Química Analítica porque siempre me había atraído el trabajo en el laboratorio. La tesina es un trabajo de investigación de más o menos un año de duración. Una vez acabado, se escribe una memoria y se defiende delante de un tribunal. Me gustó tanto la experiencia del trabajo en el laboratorio que pedí una beca y decidí hacer la tesis doctoral. Estuve cuatro años en el Departamento de Química Analítica investigando. Como la experiencia de salir fuera me había gustado hice dos estancias mas en el extranjero, una en Alemania y otra en Inglaterra, para complementar el trabajo. Escribí la memoria y la defendí en septiembre del año 2011. Tuve bastante suerte porque ya en diciembre empecé a trabajar en As Somozas en una empresa de reciclaje de aceites usados. Hubo cambio de dueños y de nombre, pero sigo trabajando para esa empresa, que ahora es Ingaroil S.L.

Igualdad: Cuál es tu relación con nuestro concello Narón?


Rosa Anllo: Cuando comencé a trabajar en As Somozas no conocía para nada esta zona de Galicia. Había venido una vez de excursión con el colegio, pero era el único contacto que había tenido con la costa Ártabra. Al comienzo alquilé un piso en Ferrol. Unos años después, cuando ya vi que el trabajo era estable, yo y mi pareja, que trabaja cerca de Coruña, decidimos comprar un piso y lo hicimos en Narón. Vivimos aquí desde las Navidades del 2004. Poco después nos empadronamos en este ayuntamiento y aquí nacieron nuestros dos hijos.

Igualdad: Como te definirías como profesional?

Rosa Anllo: En cuanto a mi perfil profesional yo quiero pensar que son una persona eficiente. Me gusta hacer las cosas bien porque soy de la opinión de que cuesta el mismo trabajo hacerlas bien que hacerlas mal. Cuando algo queda a medias es complicado rectificarlo. Soy entusiasta con las cosas nuevas y me gusta trabajar en equipo, me parece imprescindible hacer grupo con la gente con la que trabajas habitualmente. No hay por qué ser amigos pero creo que sí que es imprescindible llevarse bien, tener confianza en lo que hace lel de al lado y crear un ambiente relajado para que la cosa marche.

Igualdad: Que es tipo de empresa es Ingaroil?

Rosa Anllo: Ingaroil es una empresa que se dedica a tratar aceites usados de coches y residuos de hidrocarburos procedentes de los barcos, a los que le llamamos Marpol tipo C. Este Marpol y el aceite pueden someterse a dos tipos de procesos. Tenemos un proceso que tiene como resultado final un combustible muy parecido al gasoil con el que hacemos funcionar unos motores para generar energía eléctrica que se vende la red. También podemos someterlos a un proceso mas corto que produce una especie de combustible parecido al fuel que vendemos para empresas que tienen calderas.

Igualdad: De que te encargas al frente del laboratorio de la planta?

Rosa Anllo: El laboratorio es una parte fundamental de la planta de tratamiento. Analizamos todos los aceites y marpoles que llegan para ver si los podemos aceptar o no en nuestras instalaciones. Después actuamos como los "ojos" del proceso, analizando los combustibles que vamos obteniendo para comprobar que todo está yendo bien. A mayores también vigilamos la parte medioambiental de la empresa, cuidando de que todo esté en regla y las operaciones se hagan sin contaminar nuestro entorno.

Igualdad: Háblanos de tu trayectoria profesional, cómo llegaste a trabajar allí?

Rosa Anllo: Entre tesina y tesis trabajé seis meses con una beca en otra empresa. Después hice la tesis y al doctorarme estuve dando clase en la universidad en el campus de Lugo. Esto fue poco tiempo porque enseguida volví al laboratorio con una beca postdoctoural. Ese período también fue corto porque en pronto me hicieron una entrevista para esta empresa y aquí estoy.

Igualdad: En tu vida profesional encontraste algún tipo de discriminación a la hora de acceder a un puesto de trabajo?

Rosa Anllo: En todos los sitios hay gente para todo. En la universidad no se nota para nada si eres hombre o mujer porque todo el mundo trabaja de tú a tú sin pararse en eso. También tengo que decir que yo tuve la suerte de que en Ingaroil tampoco encontré discriminación a la hora de conseguirlo trabajo.

Igualdad: Tu cargo es de cierta responsabilidad dentro de la empresa, cuando tienes que dar una orden a un hombre notas que les cuesta más asumirla por ser tú una mujer?

Rosa Anllo: Nunca tuve problemas con mis compañeros para aceptarme. Yo me siento una más de la plantilla y la verdades que no noto que me traten diferente por ser mujer en cuanto al trabajo. Lo que sí que ocurre es que hay momentos  en los que ves que esperan que hagas cosas tú por ser mujer antes que ellos. Por ejemplo, si hace falta comprar una cafetera o detergente para la lavadora, siempre acuden a mí o a mi compañera. Parece que las mujeres llevamos implícito lo de ir de compras. Afortunadamente, son detalles pequeños que no afectan al trabajo en sí y que cuando molestan se lo echamos en cara con risas y lo aceptan bien.

Igualdad: En vuestro sector, es habitual la presencia de mujeres en cargos medios y altos?

Rosa Anllo: En mi sector es habitual encontrar mujeres al frente del laboratorio. De hecho hasta donde yo sé, en las otras dos empresas del polígono que tienen laboratorio, también están dirigidos por mujeres. Después el resto de los puestos de dirección normalmente están comandados por hombres.

Igualdad: Tuviste facilidades para conciliar tu vida familiar con la laboral a lo largo de tu trayectoria profesional?

Rosa Anllo: Cuando tuve mi primer hijo le solicité a la empresa una reducción de jornada. Antes trabajaba una semana a jornada partida de 9 a 18:30, y otra semana de 7 a 15. No me pusieron ningún problema para reducir la jornada laboral. Ahora trabajo siete horas sucesivas de 8:30 a 15:30. Esto me facilita poder dejar al niño mayor en el cole y el pequeño en la guardería e ir a recogerlos después. Madrugan mucho pero tenemos la suerte de que podemos hacerlo. Tengo que decir que  aparte de la cuestión física, psicológicamente la conciliación es complicada porque además de que el horario te coincida bien, por un lado tienes en la cabeza las tareas del trabajo y por otro, todo lo referente al supermercado, actividades, jarabes... Es un ejercicio mental y físico muy completo.

Igualdade: Sabes de más compañeras de estudios que estén trabajando? Accedieron a puestos de responsabilidad similares al tuyo?

Rosa Anllo: La verdad es que mis compañeras de promoción están todas trabajando. Algunas se quedaron en la universidad y otras dan clases en colegios. También las hay que eran muy buenas y accedieron a puestos de mucha responsabilidad pero fuera de España. No es un tópico eso de que muchas veces los mejores tienen que irse para conseguir algo acorde con lo que son capaces de hacer. Yo me considero afortunada porque no es fácil trabajar en un laboratorio y encima conseguirlo sin tener que salir de "casa".

Igualdad: Qué medidas crees que deberían adoptarse para que las mujeres puedan progresar en su profesión?

Rosa Anllo: Yo creo que la dificultad más grande para las mujeres es lo de hacer cuadrar los horarios cuando tienes hijos. Sé de jefes que preguntaron si una posible trabajadora estaba en edad de tener hijos o no porque era un problema para la empresa se se había quedado embarazada. Ese es el chip que hay que cambiar. No son las mujeres solas las que tenemos hijos, los hijos también son de ellos. Por eso pienso que es muy injusto que te discriminen por este motivo. No sé cuál es la solución y menos en estos tiempos de crisis pero probablemente pasaría por ayudas o incentivos para las empresas para que no sea un problema sino una ventaja tener personal, por ejemplo como yo, con reducción de jornada.

Igualdad: Conoces alguna iniciativa de las desarrolladas por el Ayuntamiento de Narón en materia de Igualdad?

Rosa Anllo: Hay una cosa que me gusta un montón de las muchas que organiza el Ayuntamiento de Narón que es lo de los "campamentos" o "talleres" para los días en que los niños no tienen cole, pero los adultos sí trabajamos. Por ejemplo, esta Navidad se podían apuntar para pasar las mañanas en Aldea Nova. Esas iniciativas me parecen geniales porque realmente el calendario escolar, a veces, deja poco tiempo para la "conciliación" de la vida laboral con la familiar, signifique lo que signifique esa frase.